“Sobre el nacionalismo”. Una selección de textos de Isaiah Berlin (2019)

Había pensado a priori, después de leer varios artículos de Isaiah Berlin sobre la libertad, que en esta compilación de textos encontraría una actitud hostil frente al nacionalismo. Pero no es así. Para mi sorpresa, Berlin mantiene una actitud comprensiva respecto de un concreto tipo de nacionalismo, el que no da lugar ni a secesiones ni a totalitarismos.

La selección de textos que hace Henry Hardy es muy variada. Los hay más sesudos, como los referidos al surgimiento del nacionalismo a mediados del siglo XIX, y los hay más ligeros (aunque muy expresivos) como una entrevista concedida en 1991, con la que se cierra el libro.

Isaiah Berlin identifica al nacionalismo como un fenómeno contemporáneo, no de siempre. Lo diferencia netamente del tribalismo, como expresión de identidad colectiva que sí puede ser consustancial al ser humano. Berlin localiza el surgimiento histórico del nacionalismo en la Alemania subyugada al pensamiento ilustrado y al dominio político francés, desde principios del siglo XIX. El surgimiento histórico del nacionalismo se expresa con la metáfora de la “rama doblada” (creo que de Herder), que muestra la resistencia de los pueblos (naciones) frente a la dominación exterior. Lo que inicialmente se califica como movimiento cultural romántico, reivindicativo de la lengua y la –modesta- cultura germánica, acaba siendo un movimiento político (nacionalismo) que a finales del siglo XIX se expande por muchos países.

Lejos de lo que podría pensarse, dada cuenta de los engendros políticos que de una u otra forma han conectado con el nacionalismo (ahí están el fascismo, el colonialismo, el nazismo y el estalinismo), Berlin observa ciertas virtudes en lo que podríamos llamar un “nacionalismo moderado”. Para un pensador de la libertad, en la formulación que nos viene desde la Ilustración, resulta paradójica la aceptación de un nacionalismo que, incluso en versión moderada, tanto debe al romanticismo y su sublevación frente al pensamiento ilustrado.

En el fondo, y aunque los textos contenidos en este libro no son del todo contemporáneos (el primero es de 1964), Berlin parece ver en el nacionalismo (moderado) una salida valiosa frente al cosmopolitismo en el que los individuos navegan a la deriva. Sin raíces. En esto, podríamos ver en Isaiah Berlin el antecedente de un pensamiento liberal mucho más reciente, localizable por ejemplo en Fukuyama,  que considera al sentimiento nacional como una condición necesaria para el funcionamiento eficaz de los Estados.

Detrás de la visión amable del nacionalismo se puede ver también, a mi juicio, una creciente atención de la ciencia política hacia realidades, como la del nacionalismo, sólo explicables por la psicología social, y no propiamente por la propia ciencia política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s